El domingo que morí.

Un día más, me pongo de pie, veo a mi ventana, veo a mi esposa; es muy temprano, pero ¿No se por qué, exactamente?, tengo la urgencia de sorprender a la mañana, me invita el aroma del jardín, el aroma a pasto mojado ya que anoche llovió con ganas, tengo en mi corazón esa ilusión, esa dulce sensación de que las cosas van a mejorar, trato de salir sin hacer ruido para no despertar a Aliz, ya que ella aún duerme plácidamente; es muy temprano, casi que salgo a oscuras, por fin llego a la puerta del apartamento; me asomo, camino un poco mas, salgo del apartamento e inmediatamente quedo junto  a las escaleras, mismas que sutilmente me ofrecen su estructura, para que me recueste e inicie a admirar ese amanecer que poco a poco, va iluminando Guatemala, nuestras vidas, el complejo de edificios de apartamentos en el condominio en que Aliz y yo hemos sido felices por muchísimos años.

Permanezco largo rato admirando el amanecer, solo, pero acompañado de mis pensamientos, pensando en lo que a mis cincuenta y tantos he vivido, he olvidado, he ignorado, he dejado de vivir; un amanecer de domingo que me invita a la reflexión, que me invita a disfrutar, que me dice, la vida es en éste momento ¡Sólo vívela y se feliz!; ya la luz del día se va apoderando lentamente de todo lo que hay a mi alrededor, cuando salí no vi detalles que en este momento veo, esa luz, que traviesamente atraviesa las ventanas del dormitorio, esa luz a la que he sorprendido muchos amaneceres a lo largo de mi vida.

Antes de regresar al dormitorio, me atrapa un pensamiento que siempre me ha preocupado, recién terminé un contrato con una empresa, mismo que por la misma situación que atraviesa nuestro país, no le fue posible renovarlo, eso me preocupa, me perturba, me molesta, me agota, porque los fondos con los que cuento cada vez se hacen menos.

De salud como decimos los chapines, siempre he estado dos que tres, el estrés que me provocan las preocupaciones me hacen vivir ciertas molestias, que todo queda en presión alta, pero nada que requiera un tratamiento largo y fijo, menos mal, ya que hoy en día las medicinas andan por las nubes.

Me dispongo a regresar, escucho a Alyz, haciendo algunos ruidos en el dormitorio, mismo que me da el impulso de decirle ¡Buenos días dormilona!, y ella sólo responde y apenas se le entiende ¡Buenos días mi amor!; me comenta lo bien que durmió, y yo le respondo yo también, pero no se por qué, tenía ganas de salir a admirar el amanecer y eso hice desde muy temprana hora, y ella sólo dice iQué loco sos!, ¿Y no tenías frío?, a lo que le respondí, si, tenía algo de frío, pero al final estuvo rico.

Yo trato de agenciarme de algunos fondos, comprando y vendiendo antigüedades, mismas que me han ayudado no sólo en los gastos de la casa, sino también me bajan un poco el estrés, sólo de saber que nos ingresan de alguna manera, algunos lenes; el día transcurre como todos los domingos, veo algunos vecinos jugando con sus niños, en tenis y pants; veo a las señoras con sus canastas, apresuradas para el mercado y todo transcurre con cierta normalidad; en el parqueo de vehículos; el sol no deja ni un espacio con sombra; yo salgo a revisar mi vehículo, para que siempre esté en óptimas condiciones, estoy un rato revisándolo, limpiándolo, pero me atrapa una escena que descubro, veo cómo dos pajaritos juegan en el suelo, y me causa gracia, y sólo puedo exclamar ¡Qué maravillosa es la naturaleza!; regreso con mi labor de la limpieza del vehículo, y al fin termino, por cierto ¡Ya hace hambre, posiblemente es como la una de la tarde!, veo a personas con paquetes de tortillas, y mi olfato atrapa ese olor delicioso de cuando están haciendo tortillas.

Regreso a casa, mi esposa Alyz, me espera para almorzar, y me recibe con un ¡Tengo listo el almuerzo!, ¿Qué dices comemos?, date prisa, ya que las tortillas están como te gustan, ¡Bién calientitas!; nos disponemos a comer, la comida está deliciosa, Alyz, siempre ha cocinado muy bien, platicamos de todo un poco durante el almuerzo, nos reímos hasta de lo más mínimo, curiosamente se nos dio por comentar todo lo divertido que vivimos cuando fuimos novios, y disfrutamos hasta más no poder; al terminar de almorzar le dije dentro de un rato creo que tengo necesidad de hacer una buena siesta y así lo hice.

Es aquel tipo de siestas, que uno duerme tan profundo que hasta sueña, pero eso si, nunca se recuerda de los detalles del sueño.  Me dispuse a hacer la siesta más cerca de las dos y media de la tarde y cuando desperté y veo el reloj, ya pasan las cuatro de la tarde, al despertar me invadió un antojo, de un delicioso cafecito, calientito y aromático, pero acompañado de panito de manteca.  Y así lo hice después de mi renovadora siesta, salgo rápido para la panadería muy cercana al condominio, y selecciono exactamente lo que saciaría mi antojo, así como el pan que le encanta comer a Alyz;  en el camino de regreso a casa, venía pensando en la bendición que la vida nos dio con Alyz, que a pesar de pertenecer a religiones diferentes, eso no fue impedimento para amarnos y entendernos plenamente, cuando ella tenía reuniones con miembros de su religión en casa, yo le ayudaba en todo lo que podía, y recuerdo que los asistentes, siempre comentaban agradecidos por la manera que les atendía, diciéndome en todo momento, que era un excelente anfitrión, en fin ya me quedan muy pocos pasos para llegar a casa, ya voy imaginando el deleite que me iba a dar con mi taza de aromático y buen café.

Pensando en eso estoy, cuando empiezo a sentir un extraño dolor, que no había sentido con anterioridad, muy parecido a cuando uno se toma una pastilla y no toma suficiente agua, en más de un momento pensé, el almuerzo me hizo mal, ya que todo parecía ser un malestar estomacal; sigo caminando, el dolor se instala prácticamente en mi, siento dolor en el cuello en los brazos, es un dolor agudo, que sorpresivamente empieza a desaparecer, pero junto con el dolor también va desapareciendo el brillo de esa tarde que pasaba ya de las 17:00 horas, la bolsa de pan, la apreté un poco más ya que sentía, que me desplomaba, como en cámara lenta; logré ver mi casa, el rosal que adorna una de las ventanas.

Curiosamente llegué junto al parqueo de mi carro, en el que me apoyé, el dolor desaparecía en la medida que yo sentía flotar, mi instinto de alguna manera me hizo abrazar mi carro, ese que me acompañó y conoció muchas de mis preocupaciones; en ese momento sólo a el tenía a mi lado, recuerdo cómo algunas personas que venían caminando a algunos metros frente a mi, me vieron, se impactaron y luego se fueron borrando de mi vista, e inicié un viaje de luz, un viaje al mas allá, un viaje de esperanza, ese último viaje que hacemos los seres humano.

Un infarto fulminante, fue lo que venció mi licencia de vida, yo Jorge Secaida, me despido de este mundo, de esta vida, fui feliz, viví muchas cosas, pero me arrepiento de haber dejado de vivir otras, por estar invadido por las preocupaciones y penas de todos los días; ese fue el último domingo de mi vida, nunca pasó por mi mente que terminaría ese día así, y mucho menos que mi vida cerraría el capítulo final de esa manera, nunca imaginé que la despedida con el amor de mi vida y mi esposa Alyz, sería en un simple, ¡Ya regreso!, segura que no queres nada más…

Este post se lo dedico a Alyz y su familia; por la reciente partida de Jorge Secaida, ya que para mi, estas historias me impactan, ya que vienen a confirmarnos que la vida es muy frágil, en cuestión de segundos nos cambia, por eso y por mucho más, debemos tomar la fuerte y sólida decisión de ser felices; dejemos a un lado, las peleas, las preocupaciones, las enemistades; todos vamos a morir en algún momento, pero ¿Sabe qué?, «Que nos llegue la muerte ¡Viviendo!».

La fotografía que ilustra este post es del vehículo de Jorge Secaida, mismo que les menciono en el desarrollo de la historia, detrás del mismo, Jorge vivió los últimos instantes de su vida.

Chuck Norris, ya está en las Redes Sociales.

Carlos Ray Norris, más conocido como Chuck Norris, es un actor estadounidense, campeón  mundial de karate, ex militar y fundador de una asociación de karate.

En los últimos años, se ha regado como pólvora en internet cantidades de chistes sobre Chuck Norris, llamados Hechos de Chuck Norris (Chuck Norris Facts), eso si, sin dejarlo de presentar como el tipo duro que siempre acostumbró a interpretar en sus películas y series, como por ejemplo «Chuck Norris mató a la serpiente de 7 cabezas»; «Chuck Norris, le quitó el hacha y mató a Jason de la película Viernes 13 cuando intentaba tomar Manhattan»; «Chuck Norris le dio una arrastrada a Chris Brown, por golpear a Rihanna» en fin, así les puedo seguir comentando más, se me ocurre lo siguiente:  «Chuck Norris vino a ponerle mano dura a la mano aguada en Guatemala» eso es soñar más de la cuenta, pero va más o menos así, «Chuck Norris le dio tremenda paliza al sombrerón por haberle sido infiel a la llorona con la siguanaba»; y así podemos seguir con un sin fin de chistes, relacionados con este personaje; pero encontré que de acuerdo con Doña Wiki; el blog conservador World Net Daily, entregó a Norris una columna en el año 2006, y dentro de ella escribe ciertas bromas o chistes llamadas «hechos», que han
circulado por Internet, relacionados con su persona, en los que lo colocan como a una persona con poderes sobrehumanos.

En Chile, debido a su parecido físico, Chuck Norris fue objeto de comparación con el cantante Paul Rodgers, quien se encontraba de gira con la banda de rock británica Queen en noviembre de 2008.

Durante la conferencia de prensa ofrecida por la banda a los medios de comunicación chilenos, algunos de los presentes en reiteradas oportunidades confundieron a Rodgers con Norris.  

Pero, que tiene que ver el título de Chuck Norris con las Redes Sociales, bueno, les cuento que en los últimos días en los principales medios de comunicación escritos, en Guatemala; de alguna manera muy disfrazada están satanizando las Redes Sociales, sólo falta que empiecen con una campaña de regulación, a lo que abiertamente me opongo, ¿saben por qué?, para empezar nunca terminaría de enumerarles todo lo positivo o beneficios, que estas han traído, a la comercialización de productos, para dar a conocer proyectos, o simplemente han hecho la comunicación universal, completamente rápida y efectiva.

No me aparto de que existan problemas de acoso y situaciones delincuenciales, que se derivan como siempre de la irresponsabilidad de quienes ingresan a las mismas; pero, se los pongo de ésta manera, cada uno de nosotros, debe hacerse responsable por lo que hace y cómo lo hace; nosotros los comunicadores, constantemente estamos dando recomendaciones para evitar situaciones de riesgo o peligro en las redes sociales, pero es únicamente usted, quién toma la decisión de aplicar el consejo o no; no es posible que a estas alturas de la vida y de la inseguridad que estamos viviendo, sigan siendo tan confiad@s; repito, estoy en total desacuerdo que se satanicen las redes sociales, ya que en lo que se debe insistir, es que cada acto tiene sus consecuencias, y estas sólo pueden ser buenas o no tan buenas, y el ser humano decide individualmente, y si después de tanta recomendación o consejo relacionados con la manera responsable y adecuada, que deben manejarse en las redes sociales, ignoran lo dicho, pues lo que les ocurra sólo es consecuencia de una decisión personal o acción, ahora bien, en el caso de los menores de edad, para eso están los padres, si el ser padre sólo fuera engendrar y despreocuparse, ¡Imagínense nada más!, creo que hasta los animalitos, andan muy a su manera, cuidando los pasos de sus crías; la responsabilidad de ser padre nunca termina, pero, legalmente cuando el hijo cumple la mayoría de edad ya es responsable de sus actos, así es que en 18 años como padres, tenemos la gran responsabilidad de enseñarles a nuestros hijos, valores, y todo lo relacionado a comportarse de la mejor manera en la vida, para vivir bien.  Muy importante recordarles y enseñarles constantemente que cada acción, por más mínima que sea; tiene sus consecuencias y están totalmente obligados a responsabilizarse de esos resultados, no le haga daño a sus hijos sobreprotegiéndolos, enséñeles a pensar y responsabilizarse de sus acciones, esa es la mejor herencia que les dejará.

En la vida no existe la suerte, existen oportunidades de actuar, y trabajar duro por lo que queremos, enfocarnos y aprender a distinguir o identificar, los hechos que resultarán en las mejores causalidades de nuestra existencia, por lo tanto insisto, la solución al problema en las redes sociales es la responsabilidad individual para todos aquellos mayores de edad, y los menores de edad, que para empezar, existe un mínimo de edad para poder ser parte de estas redes; y si cumple con ello, pues, la responsabilidad es de los padres al mantener la supervisión y contról del mismo, yo estoy en contra de la violencia, pero mi señor padre siempre decía «Un par de cuerazos bien puestos a tiempo, cuando son muy rebeldes, evitan dolores de cabeza en el futuro».

Las redes sociales, son de los grandes avances que hemos logrado los seres humanos, en la generación actual, de todos y cada uno de ustedes depende, no echar a perder, tan necesario y brillante invento.

Grabación de ¡Así es la vida! 13 de septiembre 2012.

En este programa, platicamos y desarrollamos el programa, con los tres primeros lugares del primer torneo intercolegial de Debates, organizado por la Universidad Francisco Marroquín, Me acompañaron los capitanes de los colegios ganadores de los tres primeros lugares; Jose del Suger Montano, ganadores del primer lugar, Bryan del Equity American School, ganadores del segundo lugar, y Stephanie del colegio Campo Alegre, ganadores del tercer lugar.  En la imagen aparecen en el siguiente orden:  Bryan, José y Stephanie. ¡Felicitaciones!

Para escucharnos cliquée el link siguiente:

 

 

Feliz Cumpleaños 191, Mi Guate.

Mis muy valorados lectores y oyentes, es para mi un gran en gusto en nombre propio y de mi staff de producción de ¡Así es la vida!, compartirles nuestro homenaje que le hacemos a nuestra Guatemala, en su cumpleaños 191; el homenaje es en imágenes muy al estilo del lente de Raúl Contreras.

Para verlo, cliquée en el triángulo de play, en el medio de la imagen a continuación.

Grabación ¡Así es la vida!, Jueves 6 de Septiembre 2012.

Qué es un debate, y los detalles del primer torneo interescolar de debates, organizado por la UFM, fue el tema de cierre en este programa; la imagen es cortesía de Relaciones Públicas de la Universidad Francisco Marroquín.

Primer torneo interescolar de debates

Primer torneo interescolar de debates

los invito a escuchar la grabación; para ingresar cliquée el link siguiente:

 

La antorcha y el Profe borracho

Con esas madrugadas, un día nubladas y el otro día de colores muy brillantes, se anuncia la llegada del mes de septiembre; ese mes en el que es muy común que nos sorprenda uno de aquellos aguaceros, que nos hace quedar empapados; pero también es el mes en el que festejamos el cumpleaños de nuestra patria, nuestra bella Guatemala.

En la primera quincena del mes, casi en todo momento, es inevitable escuchar las sirenas de bomberos, no sabemos si es para cubrir una emergencia o van acompañando a alguna caravana de jóvenes y en otros casos de no tan jóvenes, hombres y mujeres, que corren emocionados y bulliciosos con el fuego de la libertad; esa situación siempre me provoca ternura y un sin fin de emociones; ya que me impacta positivamente cuando una persona de la manera que sea, demuestra ese patriotismo cada vez más escaso por su terruño.

Ustedes se preguntarán, ¿Qué tiene que ver la antorcha, con un profe borracho?, pues les cuento; en mi época de colegio no creo que haya tenido más de 10 años; me emocioné hasta los huesos, cuando en el colegio nos anunciaron que correríamos con la antorcha de la libertad; ya que me imaginé, no sólo el viaje que haríamos, sino que también la emoción de que me tocara la oportunidad de portar el tan ansiado fuego de la libertad, situación que a esa edad, es de presumirlo y decir ¡Todo lo que aguanté correr!, así haya sido uno o dos kilómetros o menos.  En fin, todos los preparativos muy ordenadamente, yo, preparándome, escogiendo los mejores tenis para correr y ya preparadísimo con el atuendo, acá entre nos, les cuento que en las noches, me encerraba, me ponía todo el atuendo y ensayaba con algo que pareciera antorcha y corría en la habitación, como loco, ensayando siempre mi mejor pose, así no, así podría ser, ahhh así si, así debo correr, total los días seguían transcurriendo y yo casi ni dormía de la emoción, en un calendario marcaba los días que faltaban, y contaba las horas, no se imaginan la gran emoción que me invadía.

Llega el gran día, recuerdo que era una tarde lluviosa, y mis padres con anticipación recibieron una nota de parte del colegio, esta decía «Estimados Padres de Familia, les informamos que deberán traer a sus hijos en tal fecha, a las 5 de la tarde a las instalaciones del colegio, en donde los recibiría el profesor encargado de la actividad, Se les recomienda puntualidad, Atentamente La Dirección» el profesor, encargado de la ansiada actividad de nombre Erasmo; recuerdo que en el trayecto al colegio, mis padres nos dieron tal cantidad de recomendaciones, que la emoción que cada vez crecía dentro de mi, y se desbordaba en mis gestos; hizo que todo lo dicho en el trayecto entrara por un oído y saliera por el otro, y sólo podía ver como mis padres seguían bla bla bla bla…. Y yo lo que quería era llegar al punto de reunión para iniciar la aventura, ¡Al fin llegamos!, nos pareció muy extraño que mis padres tocaron el timbre de la entrada principal más de 4 veces y nadie respondió; por un momento pasó por mi mente, se fueron sin nosotros ya que mi hermano mayor también iba; y sentí un vació desagradable en el estómago; y me entró un sentimiento entre enojo y ganas de llorar, pero al fin, se escucha al otro lado de la puerta que alguien, está abriendo, era otro de los compañeros de colegio participantes, vi de todo en su rostro menos emoción, y eso me dio mala espina, mis padres inmediatamente preguntaron por el profesor, y quién abrió la puerta les dijo donde encontrarlo, y lo hizo como con pena y de una manera muy escueta.

Caminamos por uno de los pasillos, semi oscuro; hasta llegar al punto de reunión, yo me adelanté corriendo, y pude observar como algunos padres, estaban en la puerta, confundidos, extrañados y sólo viendo hacia adentro, yo me metí por entre el grupo de padres, y al asomar mi pequeño rostro, mismo que se desvaneció, sólo recuerdo ver al profe sentado en un escritorio, como en posición de descanso, con el rostro pegado a la paleta del escritorio y los brazos ligeramente colgando; recuerdo que otro niño exclamó «El profe esta bolo, ya no vamos a ir a traer la antorcha», mi pequeño mundo se desmoronó, mis ilusiones volaron en mil pedazos, quería llorar, pero me dio vergüenza hacerlo en público, total, mis padres se acercaron, y el profesor, medio despertó y al ver a todos los padres cerca, hizo el intento de levantarse, y dijo un par de disparates y cae al suelo; mis padres inmediatamente expresaron «¡Nos regresamos a casa!», y yo todavía les dije, eso que tenga el profe, estoy seguro que se le va a pasar, ¡Estoy seguro!, me volví un experto en cuestión de segundos; pero mis padres insistieron con lo estricto que los caracterizó siempre ¡Nos vamos, y yaaaa!, y me jalan del brazo derecho, y yo todavía viendo hacia atrás para ver si ocurría cualquier tipo de milagro, cuál ¿No se?, «Cómo voy a confiar a mis hijos a alguien así…», recuerdo que fue lo último que dijeron mis papás; en el camino de regreso a casa, sólo admiraba a todos los que corrían emocionados con el fuego de la antorcha de la libertad, me quedaba como ventosa pegado a la ventanilla del vehículo y trataba de imaginar que ellos eran yo, pero esta vez llevaba la ansiada antorcha, y esa, pues esa fue la única vez que estuve cerca de la oportunidad de correr con el ansiado fuego de la libertad.

En los festejos a la patria, casi que por decreto cada año siempre declamaba, o le daba la salutación a la Niña Independencia; nunca olvidaré esas escenografías tan elaboradas para la velada; el olor intenso a pintura fresca; nunca entendí por qué en una ocasión, era el mes de la patria y salí bailando vestido de payasito con otro amigo «El pingo colorado», una canción de Cepillín, en fin como que era bien solicitado, ya que de payasito, pasaba a vestuario para la poesía, y luego elegante para la salutación, jaaaa si tenía varios llamados a la vez, multi task que le dicen, también era divertido ver a las personas que harían alguna coreografía de moda, con su grabadora en mano, por supuesto que de baterías, y ensayaban tanto, que ya cuando les tocaba presentar su acto, ya la grabadora tenía las baterías descargada y esta sonaba como en cámara lenta y la voz de quién cantaba toda endemoniada algo así como el exorcista.

En fin, eso he vivido ¡Así es la vida!, y espero que lo que les comento sólo quede entre nos…Ah y me dará mucho gusto saber que con lo que le comenté se haya activado el chip de sus recuerdos, y hayan venido a su mente anécdotas, de todas las emociones que nos han hecho sentir los festejos a la patria, en el correr de nuestra vida, para mi, recordar no es volver a vivir, recordar es confirmar que hemos vivido la vida plenamente, hemos sido felices, y nuestra niñez, nunca se fue, y sigue allí, lista para salir cuando nosotros queramos.

Grabación de ¡Así es la vida!, jueves 30 de agosto 2012

Mis muy valorados lectores y oyentes, los invito a escuchar uno de los programas más emotivos que he realizado recientemente «Lecciones de Kei», mi mayor deseo es que al escuchar este tema, valore más su vida, la viva con pasión y reflexione respecto a lo corto y frágil, que es la vida, para estársela complicando.

cliquée el siguiente link para escuchar:

Lecciones de Kei

Lecciones de Kei

 

Grabación de ¡Así es la vida! del 23 de agosto 2012.

Los invito a escuchar la grabación de la Radiorevista de opinión, ¡Así es la vida!, en esta ocasión en el tema de cierre me acompañó el gran músico y compositor guatemalteco Fernando Scheel, y nos presentó en primicia algunas de sus nuevas producciones y proyectos.

Para escuchar cliquée el link siguiente:

 

Grabación de ¡Así es la vida! 16 de agosto 2012.

Mis muy valorados oyentes y lectores; los invito a escuchar la grabación de la Radiorevista de opinión ¡Así es la vida!, correspondiente al Jueves 16 de agosto 2012; ese dia tuve Full House, ya que me acompañaron algunos de los Anfitriones UFM, para celebrar en mi programa sus 10 años, y luego nos fuimos a comer pizza, y estuvo divertido; espero que se lo disfruten, así como yo me disfruto cada programa que les hago con mucho cariño. Para escuchar cliquée el link siguiente:

 

Grabación de ¡Así es la vida!, Jueves 9 de agosto 2012.

En la grabación de la Radiorevista de opinión ¡Así es la vida!, y en el segmento «Creadores y Emprendedores», platicamos con Rebeca Zúñiga, ella dirigió el recien pasado evento TEDx UFM en su versión 2012, Dentro del espíritu de “ideas que vale la pena difundir”, quiere saber más, los invito a escuchar la grabación del jueves 9 de agosto 2012. (Imagen http://freeimagefinder.com/pic/tedxufm.html)

Para escuchar el programa cliquée el link siguiente: