¡Ya vino Don Sabadito Alegre!

¡Días a la vida! y ya llegó Don Sabadito Alegre, disfrútenlo hasta el último segundo, siempre con toda la actitud posible.

Recuerden que cada instante que vivimos, estamos escribiendo la historia de nuestro existir, ocúpese de que esas líneas sean escritas, con anécdotas ejemplares y que se nos antoje a los demás imitarlas.

Decídase a ser feliz con la misma fuerza que hace tiempo decidió sufrir y ser infeliz.

Gracias por permitirme acompañarlos día a día, en la búsqueda por ser una mejor versión de sí mismos. ¡Así es la vida!IMG_4579