¡Me hago el loco con mis errores, será!

¡Días a la vida!, estamos iniciando una nueva semana, y Don Lunes nos llega con un día de asueto en nuestro país, saquémosle partida a este día, aprovechando para entregarnos a un descanso reparador, para que mañana tomemos nuestras actividades con la mejor de las actitudes, y la plena decisión de hacer las cosas bien y desde la primera vez.

Hoy estamos finalizando mes, iniciando semana, y listos para entrar a la segunda parte del 2014; vale la pena que analice y evalúe todo lo que ha logrado en esta primera parte, y lo que no, revise sus estrategias ya que nunca me cansaré de decirles que «no podremos lograr resultados diferentes, si siempre venimos haciendo lo mismo». Vamos, que no le de pena identificar y reconocer, que es únicamente usted el que ha metido la pata, y por eso no se le dieron aquellas cosas que no ha logrado, recuerde que cada acción trae consigo la infaltable consecuencia, y esta va a depender del enfoque de sus acciones.

Por lo tanto, nunca es tarde para enderezar su camino, la vida siempre será dinámica, y constantemente estaremos haciendo ajustes a lo largo de la misma, ya que todo es prueba y error, es la manera en que conocemos, es la única manera de aprender, no existe otra manera de vivir, y eso hasta el último día que vivamos en este mundo; las personas que presuman que nunca cometen errores, ni se identifican con lo que anteriormente les expongo; tienen doble motivo para preocuparse; ya que no están reconociendo los errores en su actuar, y si no los reconocen, sólo siguen cometiendo error sobre error, y al final cuando quieran abrir los ojos, indudablemente se encontrarán con una vida llena de confusión, decepción y amarga experiencia, una cruel fantasía que ellos mismos se encargaron de alimentar y conseguir convertirlo en el monstruo que los atacará constantemente.

¡Ánimooooo! gracias por hacerme parte de ese acontecimiento poderoso en su vida; el lograr encontrarse con la mejor versión de sí mismo. ¡Así es la vida!IMG_4579

El motivo de su depresión.

¡Días a la vida! ¡Gracias a Dios es viernes! ya llegamos al final de una semana laboral, no se le olvide hacer la revisión de sus causalidadades basándose en una completa objetividad, con el propósito de saber en donde hay que apretarle más, para alcanzar lo que le haya quedado pendiente.

Los recuerdos, son esos bonitos momentos que hemos pasado al lado de personas especiales en nuestra vida, pero, los recuerdos también están compuestos por aquellos momentos tristes o dolorosos que hemos vivido; hay situaciones que no vale la pena recordar, si no es para sacar lo mejor de ella por muy mala que haya sido, en este caso me refiero a la experiencia que nos deje, a todo aquello que aprendemos a controlar, aquello que podamos manejar de esa situación, y que cuando se presente una situación similar, ponerlo en practica.

Únicamente de nosotros depende, el giro y ambiente que queremos darle a la vida, ya que podemos perfectamente programarnos para que en nuestra mente desfilen sólo recuerdos agradables, que nos hagan sentir muy felices; de la misma manera sólo nosotros podemos quitarnos de la mente, esos recuerdos que nos deprimen o nos hacen sentir decepcionados y sin aliento para seguir luchando, no olviden que la mente es uno de nuestros más grandes poderes; y siempre tenemos la opción de utilizarla a nuestro favor o muy en nuestra contra. ¡usted decide!

¡Ánimooooo! si ya empezó a trabajar en ese cambio, para lograr una mejor versión de sí mismo, no se debilite, siga con mucha más fuerza, ya que todo lo que cuesta, vale la pena, gracias por permitirme ser testigo de ese gran cambio, por medio de acompañarl@s cada día en ese impresionante y necesario cambio. ¡Así es la vida!993814_670062269683937_1686701580_n

¡Atrévase a salir del maíz podrido!

¡Días a la vida!, ¡ya llegó Don Jueves!, salgamos a recibirlo, y agradezcamos la oportunidad de recibirlo con un cargamento de tiempo, para darle continuidad a todo aquello que no logramos terminar ayer.

La compleja tarea de salir del maíz podrido, se nos complica la vida cuando debemos tomar la decisión de alejarnos de algunas personas que nos hacen daño, y se nos dificulta, por la sencilla razón de que nos cuesta imaginar un escenario diferente; la mayoría de las veces, creemos que no estamos haciendo lo correcto al tomar tal decisión, tomemos muy en cuenta que todas esas babosadas relacionadas con la inseguridad y dudas constantes que nos atormentan al ponernos a pensar ¿será lo correcto lo que hacemos?, sólo son el resultado de la costumbre, de la comodidad que aunque nos estén fastidiando la vida, ahí queremos estar, y nos han hecho creer que no existe otra realidad, ya que esa, es la única opción, como decía mi abuelita, «hay que tener mucho cuidado, ya que en la vida a cualquier cosa se acostumbra uno, y esto puedo ser más perjudicial que beneficioso para nuestra existencia.»

Trate de ver más allá de sus inseguridades, de una enfermiza codependencia, de que le hagan creer que esa es la única limonada bien fría en el calor del desierto, y que eso es lo único a lo que usted puede aspirar en la vida, lo que es aún peor, que le hagan creer que todo lo malo que usted esté pasando con la otra persona, es porque usted lo ocasionó, por lo tanto es normal lo que vive, es normal lo que le hacen y que la única persona culpable es usted; mi opinión contradice lo anterior expresando que; que cada uno de nosotros «Busca» lo que se merece, en lugar de «Tiene» lo que la otra persona se ha encargado de hacerle creer que se merece, sólo para cumplir con una necesidad enferma; y eso resume muy bien mi mensaje de hoy, ya que solo somos nosotros los que decidimos lo que nos merecemos y eso es lo que buscamos, por lo tanto, si usted se queda atascad@ en el lodo de una mala relación, es únicamente su decisión, lo que lo hará seguir en la misma.

La reflexión que se debe hacer es la siguiente: «Estoy sumando en mi vida, porque si la suma se ha convertido en resta y mientras no exista maltrato, hay que trabajar duro por reconstruir lo que los lleve nuevamente a la suma; siempre y cuando exista un mutuo interés; pero si existe maltrato en cualquiera de sus apreciaciones, es cuando debe sacar el boletito sólo ida, a carajolandia, porque si usted es de las personas que da el boletito ida y vuelta, ya ni cómo hacerles el favor.»

Gracias por dejarse acompañar, en esa búsqueda constante por llegar a ser una mejor versión de sí mismos. ¡Así es la vida!

Hoy es jueves de ¡Así es la vida!, nuestra cita semanal es en punto de las 19:00 horas (tiempo local) por medio de 102.1 FM, 560 AM, y para el resto del mundo por http://www.libertopolis.com, y por medio de las aplicaciones gratuitas para smartphones TuneIn y LibertApp. ¡Los espero!DSCF5861 copia

¿Siembra peras y comparte naranjas?

¡Días a la vida! ya estamos disfrutando de una nueva cinturita de la semana, ¡bienvenido Don Miércoles!, salgan a recibirlo con toda la emoción y compromiso de aprovechar el tiempo al máximo, al final, en la vida, es lo que más nos hace falta para poder cumplir con todo lo que queremos «Don tiempo».

En algunas ocasiones, he escuchado a personas decir; «Te quiero más que a mi vida», si es sólo por el momento romántico, esta bien que se digan expresiones trilladas, aunque no les parece, que es mejor ser originales, el problema de la expresión que les cito, es cuando lo diga en serio, ya que es el aviso de una relación enfermiza, y el monstruo de la codependencia está naciendo y acaba de entrar por su puerta, y déjeme decirle que sólo le traerá dolores de… fritos con tomate, estrellados, o duros.

Absolutamente nadie que no se quiera o ame lo suficiente, podrá ser capaz de hacerlo con alguien más, el amor, el cariño, se origina dentro de cada uno de nosotros, ya que nace y vive para con nosotros mismos, para luego repartirlo en las personas que más queremos, pero siempre debemos preocuparnos en seguirlo produciendo; vamos a ver, se me ocurre otro ejemplo, es como el caso de alguien que quiera dar manzanas, para hacerlo primero tiene que sembrar el árbol, abonarlo, hacerlo crecer, cultivarlo, para luego poder dar deliciosos y dulces frutos. Pero si usted intenta o dice dar lo que nunca ha cosechado, entonces respóndame, ¿al final ¡qué jocotes es lo que está dando!? y el también es una gran metida de pata, de parte de quien lo recibe, porque no se me hagan los locos, porque el que no se ama o no se quiere a sí mismo, a leguas se nota, y no me salgan con el era, parecía, creía, o estaba segur@.

¡Pilas pues! con las personas con quienes abre su corazoncito, antes de abrirlo debe abrir su mente, sus oídos y sus ojos; y no intente dar lo que nunca ha cosechado en sí mismo, porque realmente lo que da son clavos, martillos y la ferretería completa.

Gracias por recibir mis mensajes, y mil gracias más por hacerlos suyos, ¡ánimooooo! la vida es para entenderla y así poder vivirla ¡Así es la vida!1601501_678476495509181_1525373642_n

Bichos raros.

¡Días a la vida! ¡ya vino Don Martes! dejémoslo pasar, y con toda la actitud, vamos a aprovechar hasta el último segundo que nos trae.

Lo que no quiero para mí, no lo deseo para los demás; debería ser una filosofía de vida que todos tendríamos que adoptar, creo que en ello se resume perfectamente el respeto hacia las personas que nos rodean, pero no sólo eso, sino que también, el evitar estar perjudicando en general, la vida de los demás, casi que por hobbie; ya que es increíble que en este mundo, hay personas, que dejan de vivir, por matarle la felicidad a los demás, y al final todos infelices; negocio de tontos, ya que es como decir «me babosée al chofer de la camioneta, le pagué y no me subí»

Estas son expresiones sencillas, cotidianas, pero muy profundas; ya que si las analizamos encontraremos una gran enseñanza de vida, y una regla a seguir, no perdamos de vista que la mayoría de las veces, las personas que andan viendo como nos friegan, es porque nos tienen envidia, y lo que es peor, es que esa envidia es porque no tienen lo que nosotros tenemos, y en ocasiones llegan a tener más que nosotros, y nos siguen envidiando, porque no tienen exactamente lo que nosotros tenemos; todo esto va más allá de tener o no tener, ya que estas personas son frustradas, amargadas, y no tienen ni la más remota idea en cómo trabajar en sí mismas para alcanzar la felicidad, o tranquilidad emocional, razón por la que viven mordidos y empapados de envidia al sólo tener que verlo nosotros. Y es ahí cuando empiezan a vivir por destruir a los demás.

¡Ánimooooo! si actualmente es usted víctima de una situación de éstas, aléjese, ignore a la persona, y no permita por nada del mundo que ese veneno lo afecte en lo más mínimo, nuestra actitud invencible es una poderosa arma, repelente de todos estos bichos raros.

Gracias por ser parte de mis días, de mis más preciadas causalidades, y por darme el regalo diario de acompañarlos en la búsqueda constante, por llegar a ser una mejor versión de sí mismo. ¡Así es la vida!DSCF5968

¿Quién dijo miedo?

¡Días a la vida! que alegre, ya llegó una nueva semana, ya Don Lunes ha entrado por la puerta de nuestra vida, y como siempre, nos trae maravillosos regalos de tiempo, para darle continuidad a todo aquello por lo que luchamos cada día.

No darse por vencido, es una expresión tan sencilla pero tiene mucho significado y profundidad, en ocasiones sentimos que nos llueve sobre mojado, y a veces es como hacerse una herida sobre otra, es de acuerdo a lo que estemos pasando, como podemos ilustrar el sufrimiento; debemos revisar objetivamente qué es lo que estamos haciendo para obtener esos resultados y si se están repitiendo, algo malo estamos haciendo, y lo peor, es que esa mala estrategia la estamos repitiendo sin darnos cuenta, recuerden que no podemos esperar resultados diferentes si seguimos haciendo exactamente lo mismo.

A todos nos toca meter la pata en algún momento de nuestra vida, lo importante es darnos cuenta, y aprender de esa metida de pata, para no hacerlo la próxima vez, es muy complicado levantarnos cuando hemos recibido tremendo trancazo de nuestras causalidades, pero no imposible, así es que decídase a vivir el duelo, pero hágalo con el firme propósito de agarrar aire, y luego, estratégicamente, y de un sólo golpe, pegarse el levanton, se levanta uno hasta mareado, pero no le hace, aunque sea trastumbando pero nos vamos reubicando nuevamente al camino de nuestra lucha diaria. ¡Ánimoooooo! ya que así como yo, hay muchas personas que creen en usted, pero lo más importante es que usted crea y confíe en sí mismo.

Gracias por permitirme seguirlos acompañando, en el proceso de llegar a ser una mejor versión de sí mismos. ¡Así es la vida!IMG_6383

¡Hey aquí estoy!

¡Días a la vida! ¡Gracias a Dios es viernes! vamos a recibir con toda la actitud, el día que en la mayoría de los casos, culmina la semana laboral; ahora, dispónganse a realizar la revisión del logro de sus objetivos, ah, pero eso sí, revise sus estrategias con la mayor objetividad posible.

¡Hey aquí estoy!, eso dan ganas de gritarle a aquellas personas que no nos ven a los ojos cuando nos hablan, ésta es una de la situaciones que más me molestan, siempre me he preguntado ¿qué tiene que pasar para que alguien no te vea cuando te habla?, en mi caso, cuando me hablan sin verme sólo puedo sentir desconfianza de lo que me están diciendo, y por ende de la persona que lo hace; al ser humano siempre lo deja en evidencia su comunicación gestual cuando está mintiendo; debemos estar siempre alertas para que no nos den atol con el dedo, porque una cosa es lo que objetivamente descubrimos en el mensaje, y otra cosa es lo que a ley y fuerza queremos creer, aunque tengamos las claras señales que nos equivocamos al confiar en esa persona, en éste último caso, por necios es que nos lleva la tiznada.

Debemos estar siempre en alerta, para identificar que los mensajes que nos están dando son falsos o verdaderos, esa es una parte importante en la toma de decisiones, seamos objetivos en nuestra evaluación de la situación, y no perdamos el tiempo con gente mentirosa, ya que ellos sólo tienen un conflicto interno, trastorno o como quieran verlo; por lo tanto que se dediquen a resolverlo, o a ver como salen de ello, ese es su rollo y que miren como lo desenrollan, pero que no nos vengan a fregar a nosotros, y a jocotear nuestras decisiones con sus trabes; recuerden, son ustedes los que tienen la última palabra, tomando en cuenta los elementos mencionados, sumándole los que usted ya conoce, y al final decidir creer o no, en lo que le llegan a decir.

Gracias por permitirme hacerles llegar mi mensaje, y de esa manera acompañarlos en esos momentos clave de su vida, cuando avanza rumbo a la decisión de trabajar duro por llegar a ser una mejor versión de sí mismo. ¡Así es la vida!993814_670062269683937_1686701580_n

Sin buen equipo, no hay estrella.

¡Días a la vida! la semana sigue su curso, y ya llegamos a ese momento en el que felizmente recibimos a Don Jueves, no importa cuál sea el primer pie que haya puesto al levantarse de la cama, lo que importa es que la última actividad que haga en éste día la realice con la misma energía y dedicación con la que está realizando la primera.

Estamos disfrutando muy emocionados estos días del mundial del fútbol, coincidimos con algunas personas cuando compartimos los nombres de nuestros equipos favoritos, algunos sienten tristeza por su equipo descalificado, otros más critican el papel de algunos jugadores favoritos, toda la magia y en algunos casos chismes que envuelven diferentes situaciones que se dan en torno a esta actividad, se apoderan de las redes sociales, y nos hacen despertar diferentes sentimientos, que se hacen presente en nuestras pláticas, en cualquier lado.

Siempre he pensado que el individuo tiene características muy especiales que lo hacen diferente a otro ser vivo, en psicología se habla de salir al encuentro, se habla de que tiene que compartir con otro ser, para que sea; se habla de la transferencia, así como de la trascendencia; nada de lo anterior sería posible sin alguien más que te escuche, te entienda y se abra para que puedas ser. Pienso en ello y hago la comparación con aquellas estrellas del fútbol, que han brillado en los últimos tiempos, y hoy los disfrutamos en este mundial; estas estrellas, para brillar, para destacarse, para llegar a serlo, ha sido necesario el apoyo de un equipo, ya que son los que les han permitido serlo, ya que sin el apoyo del resto de los integrantes no hubieran podido lograr lo que han logrado, y demostrarnos a todos la capacidad y destreza de todo lo que han llegado a ser; y eso queda claro en el desempeño del equipo durante los noventa minutos; y queda en evidencia que una sola persona, así sea el rey del fútbol, no logra hacer absolutamente nada, si no tiene el apoyo y desempeño óptimo del resto de los jugadores, y eso muy fácilmente, a cualquiera puedo hacerlo caer en un sentimiento de frustración.

No olviden, que todo lo bueno que un campeón o estrella tenga para dar, sólo puede ser posible si se trabaja en equipo, y si el resto del grupo también lo hace bien, todo ello lo aplicamos a nuestra vida diaria y es cuando concluimos y recordamos lo que les recomiendo a menudo; sean selectivos, elijan muy bien a las personas con las que compartirá, ya que en cualquier momento tendrá que resolver o hacer algo en equipo, y siempre vamos a querer que las cosas funcionen, pero ello va a depender casi por completo de la calidad y lo que sepan dar cada uno de los integrantes, así como de la capacidad de saber trabajar en equipo.

Y hoy es jueves de ¡Así es la vida! nuestra cita es a las 19:00 horas (tiempo local) sólo por la 102.1 FM, 560 AM, http://www.libertopolis.com, y por medio de la aplicación gratuita para smartphones TuneIn y LibertApp, ¡Los espero!DSCF5861 copia

Ponerse en los zapatos de los demás.

¡Días a la vida!, ya calienta el sol de una nueva cinturita de la semana, vamos a recibirla con toda la actitud, y pleno convencimiento de querer avanzar en nuestra vida, y nunca quedarnos a ver como pasa, sin nosotros. ¡bienvenido Don Miércoles!

Ponerse en los zapatos de los demás, ¿cuántas veces hemos escuchado esa expresión?, y ¿cuántas más lo hemos hecho?, usted cree que cuando lo ha hecho, ha estado verdaderamente consciente de la magnitud de lo que hace; creo que la mayoría de las veces no, ya que vemos a las personas actuar mecánicamente, por que se lo pidieron como favor especial, porque alguien más le dijo que era la solución, porque es una obligación en su religión, porque eso le enseñaron en casa desde pequeño; porque le nacía hacerlo y así bla bla bla…

Ya es hora de que entienda lo que hace, y por qué lo hace; esa es la mejor manera de vivir y enderezar lo que estemos haciendo mal; ponerse en los zapatos de los demás, es tratar de ver la magnitud del asunto, desde otra perspectiva, para poder sugerir la mejor solución, para poder tratar de entender cómo está pensando la otra persona, y en qué contexto; si a veces, nos cuesta mucho trabajo, pensar cómo estamos pensando nosotros, imagine, ponerse a pensar cómo piensan los demás, pues esa es la parte compleja del asunto, pero logramos llegar más cerca del acierto, por medio del ejercicio de ponerse en los zapatos de los demás, y entender por qué hacemos lo que hacemos.

Debemos tratar de dejar de actuar como maquinas, mecánicamente; ya que somos seres humanos, y como personas tenemos capacidades impresionantes y enormes, para hacer de nuestro paso por este mundo, una experiencia inolvidable, pero ante todo, lograr cumplir con uno de los más grandes objetivos, trascender.

Gracias por recibir mis mensajes cada día, yo con gusto se los regalo, para que se apropien del mismo, lo hagan suyo, y elijan lo que consideren que podrían aplicar a su vida. ¡Así es la vida!

 la foto (1)

¡Me faltó decirle!

Inicia el día, por más que quise ignorar la fecha, me fue imposible hacer a un lado la celebración del «Día del padre»,  me invadió ese sentimiento; aquel que experimenté noche tras noche, luego de su partida, ese mismo dolor, aquella misma reacción de impotencia, aquel mismo momento de añoranza y tristeza.

La necesidad de verlo me llevó a buscar aquella fotografía, que al tenerla frente a mí, sólo pude decirle muy quedito ¿cómo es por allá?, ¿puede ver desde ese lugar lo mucho que lo extraño y todo lo que me hace falta?, admirando su rostro de paz, tranquilidad y serenidad; incontrolablemente un par de lágrimas resbalan por mis mejillas, y es el momento en el que mis pensamientos alzan el vuelo.

Viejito; me faltó decirle que hoy, gracias a usted y sus enseñanzas, me siento un hombre pleno, que vive intensamente, y disfruta hasta de las situaciones más insignificantes de la vida; me faltó decirle que aquella su expresión ¡cuidadito con las juntas!, hoy la entiendo perfectamente, y ya me ha servido para aconsejar con buenos resultados a otras personas; me faltó decirle que hoy añoro sentarme a platicar como lo hacíamos, comer todos nuestros antojos, que siempre coincidían, y en medio del festín, arreglar el mundo, o por lo menos vivir la hermosa fantasía de estar viendo un mundo mejor; me faltó todo el valor para decirle, que cuando ya no estuviera conmigo, me iba a doler mucho, ya que le temía al momento, pero no se lo decía, porque más temía entristecer su mirada chispeante y feliz; me faltó decirle que su ausencia me duele, que sus consejos me hacen mucha falta, y que su alegría y positivismo aún la sigo buscando por todos lados.

Hoy, me quedo en silencio por unos minutos, para elevar una plegaria de todo corazón, por aquellos padres que ya se nos adelantaron; y en especial al mío, quienes se encuentran en mi situación, me entienden cuando digo que los seguimos buscando por todos lados, los vemos en personas en la calle, de repente sentimos su olor, su presencia, creemos escucharlos; me entienden perfectamente, cuando les digo que amanecemos pensando en ir a verlo, cuando nos cae el veinte que ya no es posible, es entonces cuando nos invade ese espíritu de impotencia y tristeza.

Para todos aquellos que tiene la enorme fortuna de tener consigo a sus viejitos, cuídenlos, protéjanlos, ámenlos mucho, y siempre díganles lo que significan para su vida, y cómo se sienten orgullosos por los valores y enseñanzas que les han inculcado, ya que cuando llega el momento de tener que decírselo al viento, al silencio y al recuerdo, es cuando nos duele reconocer y decir ¡Me faltó decirle!

Muchas felicidades en el día del padre.