¿Me decepcionaste?

¡Días a la vida! ¡Gracias a Dios es Viernes!, ya llegamos al último día laboral de la semana, vamos a darle el último empujoncito a nuestra actitud, y lleguemos decididos a lograr todo aquello que nos hemos propuesto.

No existe situación más injusta en la vida, que la de idealizar personas o situaciones, ya que lo que hacemos con ello es fantasear con lo que queremos que sea y no lo que objetivamente es; en el caso de las personas cuando l@s idealizamos, sólo estamos armando un conflicto que tarde o temprano nos reventará en la cara; construyendo las razones definitivas que nos puedan separar de ell@s cuando veamos nuestra pinche idealización versus la realidad, las personas son seres con defectos y virtudes, con sus propios matices, y colores; situación que se va formando a lo largo de la vida, los seres humanos somos perfectibles, pero sólo somos nosotros los que decidimos que tomar de las enseñanzas de la vida, para aplicarlo a mejorar lo que necesitemos, pero eso, lo decidimos nosotros.

Cuando elegimos a las personas a quienes les abrimos las puertas de nuestra vida, debemos ser bien selectivos y cuidadosos, ya que debemos elegir a nuestros iguales, esas personas con los que realmente compartimos valores, sin cometer el gravísimo error de “falsear la realidad”, no pretendamos armarnos esas falsas ideas de las personas, cuando la realidad es otra muy diferente, y cuando llega el momento de confrontar la realidad, es cuando surge el gravísimo conflicto de lo que habíamos armado que queríamos que fuera la persona, y lo que realmente es, y todavía cometer la pendejada de reclamarle el por qué no es como l@ habíamos idealizado, y la otra persona completamente en gallo, y con sobrada razón, y bienvenido al concierto de desilusiones de tachín tachín, de yo no importo, y de quién sabe cuántas retahílas más de debilidades y trabes.

Lo importante en la vida, es aprender a ser selectiv@s con las personas que invitamos a llegar a nuestra vida, y no predispongamos nada, no idealicemos ni rosca, dejemos a la persona que nos de chance de conocerla en su esencia, sin ningún tipo de prejuicio, abramos bien los ojos para identificar sus valores morales, y después de encontrarnos con la persona tal como es, sin idealizarla, es cuando decidimos que se quede en nuestra vida, o sencillamente le damos su boletito sólo ida a carajolandia.

Gracias por permitirme compartirles mis mensajes diarios, e infinitas gracias a todos los que esos mensajes los hacen suyos, con el firme propósito de encontrarse con una mejor versión de sí mismos. ¡Así es la vida!993814_670062269683937_1686701580_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s