El mañana que nunca llegó.

¡Días a la vida! ¡Gracias a Dios es viernes! ya estamos llegando al final de una nueva semana, vamos a terminarla con la mejor actitud, para que sea el punto de anclaje que una las semanas venideras.

No pierda la vida en preocupaciones, en enojos, en frustraciones, en decepciones, en lamentaciones y demás aspectos negativos que sólo l@ hacen pasársela muy mal, aprenda a desechar todo aquello negativo que llega a su vida, sea lo que sea, o quien sea; déle a su vida ese único gran valor y lugar en este mundo, y propóngase que las cosas que le hacen daño, sólo le resbalen y no le causen estragos, o daños, de los que le es muy difícil salir.

Viva hoy como si supiera que es el último día de su existencia, disfrute de todo lo que está a su alrededor, asómbrese y maravíllese hasta con las pequeñas cosas y detalles del mundo en que vivimos, disfrute los aromas, colores y texturas que la naturaleza nos regala, y disfrute a sus seres queridos sin ningún tipo de obstáculos; muy importante, que les diga lo mucho que los quiere y lo importante que han sido, son y serán en su vida; no se babosee, no lo piense tanto, y dispóngase ya hacer todas esas cosas, ya que si está pensando en un mañana miro si lo hago, puede que sus acciones le jueguen una mala pasada, de la que siempre se va a arrepentir y ese mañana nunca llegue.

Gracias por permitirme llegar a su vida, y darme la oportunidad de que reflexionemos juntos, aunque sea una línea de las que le comparto, atrévase a trabajar duro por llegar a ser la mejor versión de sí mism@ ¡Así es la vida!993814_670062269683937_1686701580_n