Sapos y culebras.

¡Días a la vida!, y damos el banderazo de salida a una nueva semana, ya está con nosotros Don Lunes, invitémoslo a pasar a nuestra vida, y aprovechemos hasta el último segundo que nos trae, y así hagamos realidad todo lo que tenemos proyectado para éste gran día.

Cuando decimos “es que, no te entiendo”, la mayoría de las veces es porque “no queremos entender a la otra persona”, y mientras tanto, la otra persona haciendo micos y pericos por darse a entender; en las relaciones con los demás, es muy importante que vayamos eliminado todos los prejuicios que nos hacen anticiparnos a lo que la otra persona tiene la confianza de compartirnos; otra situación es que nos dejamos llevar por nuestra manera de pensar, y nuestro razonamiento lo convertimos en ley, tengamos o no razón, eso ya es necedad; debemos ser muy objetivos cuando emitimos un juicio, y debemos ver las dos caras de la moneda para que nuestra opinión tenga el equilibrio perfecto y pueda estar más cerca de lo razonable, de lo coherente, de lo correcto.

No existe nada más desesperante y desagradable, que aquellas personas que se echan un mix de pendejadas, y todavía encima de eso, se van sobre la razón, y se ponen neci@s en lo que creen que es, y se plantan con cemento; hasta que nadie puede moverl@s de su necedad; nunca caiga en esa incómoda situación y si ya lo ha hecho, cambie urgentemente esa actitud, porque aquí entre nos, muchos no lo piensan, pero, lo que pensamos cuando vemos a alguien haciendo esas plantas, es “¿tan list@ que parece, será que cuando actúa como una persona pilas, sólo es un estornudo cerebral?”, y por supuesto que dan pena ajena; entonces ya lo saben, antes de abrir la boquita, revise todos los enchufes, y vea que no tenga un cable suelto, ya que el valor de su palabra, de su comentario, de su opinión o consejo, es su verdadera imagen, usted es su palabra, y su palabra es todo aquello que lleva dentro y es capaz de exteriorizar, por lo mismo, que sólo sean cosas buenas las que salgan de usted, y que no sean precisamente sapos y culebras, y en algunas casos muertos y putrefactos. ¡Yuck!

Gracias por recibirme cada día, y dejarme acompañarlos en ese proceso de búsqueda por encontrarse con la mejor versión de sí mismo, ¡Así es la vida!255237_434772303223452_514988491_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s