¿Tirar la toalla?

¡Días a la vidaaaaaa! la semana sigue su curso y ya entramos a la segunda parte y final, del noveno mes del año; por hoy, démosle la bienvenida a “Don Martes” y saquémosle provecho a cada segundo que nos trae para llegar cada día más cerca, de aquel lugar que siempre hemos luchado por alcanzar.

¿Darse por vencido en el primer intento?, es muy común encontrarnos con personas que se dan por vencidos en el primer intento; y como decimos popularmente “Tiran la toalla”, recuerden que todo lo que cuesta en la vida, vale la pena; ya que absolutamente de todo lo que hacemos no hay nada que sea fácil; todo tiene su dificultad o complejidad; lo que sucede es que algunas veces las vemos con lupa, y otras nos hacemos los locos, hay luchas que nos pueden llevar más de uno, dos o tres intentos para poderla lograr, lo que debemos estar es siempre alertas, con los ojos bien abiertos para identificar en qué fallamos e ir perfeccionando la estrategia, y no darnos la vuelta y morir en el intento; ya que el esfuerzo hecho es parte del camino recorrido, y regresarnos de donde llegamos, es perder todo tipo de recurso que invertimos para la lucha iniciada.

Si se enfoca en su objetivo, no existe nada que no pueda lograr en la vida, no se carbonée pensando en las circunstancia o situaciones similares a las de alguna otra persona, que según usted no lo logró, ya que usted no tiene toda la información de ésta persona y del por qué no tuvo éxito en su lucha, pues, por lo general, la persona sólo cuenta lo que hizo, pero nunca lo que dejó de hacer, después de que según ésta, había perdido la batalla; porque es evidente que es, de las que se rindieron en el primero, segundo o cuarto intento; el secreto radica en la perseverancia, ya que las veces que fallemos, nos indicarán automáticamente el camino que debemos seguir, pero si usted es de las personas que cuando fallan, no ven nada, o simplemente dicen, “Yo no miro ninguna pendeja opción, o ningún pinche camino”, ya con esa reacción está demostrando que al haber fallado, se frustró, y ese sentimiento lo pone ciego, y por supuesto que sólo mirará lo que su enojo, molestia o decepción le permitan ver, y es ahí cuando siempre les digo, que, “por tener los ojos llenos de lagrimas, llorando sobre la leche derramada, no puede ver todas las puertas de las oportunidades y caminos que se le abren en sus narices”, dejando ir así las mejores oportunidades en su vida.

Ya lo saben, la próxima vez no pierdan el tiempo en ponerse a lloriquear, y a pobrecitearse, ya que mientras usted lo hace, solo logrará que las oportunidades salgan pitadas hacia otras personas.

Gracias por darme ese gran regalo de acompañarlos en la búsqueda, hasta encontrarnos con la mejor versión de sí mismo. ¡Así es la vida!1601501_678476495509181_1525373642_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s