La semilla de la inseguridad.

¡Días a la vida! y se nos llegó el día para revisar objetivamente el resultado de todas aquellas acciones que hoy son causalidades, no tema corregir aquello que necesita enderezar para alcanzar eso que no se le hizo; ¡Gracias a Dios es viernes! y éste día llega cargado de suficiente tiempo para darle continuidad a todo aquello que decida.

Las inseguridades en el ser humano, son asesinas silenciosas en la lucha diaria por lograr alcanzar un estado pleno y feliz en la persona; éstas se dan por medio de los celos, también por medio de la incapacidad de poder cultivar amistades, o relaciones de pareja; así como en nuestro actuar cuando demostramos en extremo un rasgo de timidez o de extroversión desmedida; ya que la persona tiene la inteligencia para sembrar la semilla, pero el cultivo o cosecha se ve opacado cuando se entrega en los brazos de las dañinas inseguridades; hay personas que dicen: “Todo lo que llega a mi vida, se echa a perder”, o en otros casos un poco mas conscientes dicen: “Todo lo que llega a mi vida, lo echo a perder”, en éste último caso vemos que la persona ya identificó algunas de las razones que perjudican sus relaciones y se hace responsable de ello, eso es muy bueno; ya que en la medida que nos hacemos responsables de nuestros actos, estamos reconociendo nuestro error, y al momento de ubicarlo podremos poner en marcha estrategias para fulminarlo por completo.

Las inseguridades, así como todo comportamiento que venga a perjudicar nuestra convivencia exitosa con los demás, será más fácil encontrarlas, siempre y cuando nos reponsabilicemos de todos nuestros actos, evitando ser padres sólo de las cosas que nos salen bien, y dejar huerfanas a las acciones que no nos salieron como esperábamos. La inseguridad es una semilla que nosotros hemos plantado en nuestro ser, en la mayoría de los casos nace por ataques de comentarios negativos constantes, que personas mal intencionadas han hecho en algún momento clave de nuestra vida; pero solo hemos sido nosotros los que decidimos permitir hacer nuestra, esa agresión, y lo peor es que, en lugar de vomitarla y continuar nuestro camino, decidimos quedarnos con ella, plantarla, y regar esa semilla todos los días para que germinara, y así cultivar esos frutos amargos y desagradables, que hoy cosechamos, la buena noticia en todo esto, es que somos personas “perfectibles” y nada ni nadie podrán vencernos, mucho menos derrotarnos; así es que vamos a tomar fuerzas y limpiar nuestra casa de todas esas telas de araña, y frutos maliciosos que hasta hoy nos hicieron la vida de cuadritos, y de esa manera seguir rumbo a nuestra perfección y así alcanzar la felicidad y plenitud, lo que conlleva un verdadero “Sentido de la vida”.

Gracias por ser todos y cada uno de ustedes, de mis más preciadas causalidades, ¡Así es la vida!IMG_6735

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s