¿Matando tiempo?

¡Días a la vida! ya le estamos dando la más alegre bienvenida a la cinturita de la semana; Don Miércoles nos ha alegrado con su llegada; aprovechemos cada instante que nos trae, para así llegar hasta aquel lugar que siempre hemos querido.

La fragilidad de la vida, nos tomamos el tiempo para planificar, para organizarnos en nuestro día a día, y para decidir las acciones que tomaremos en los distintos caminos, para llegar hasta donde queremos; lo que es peor nos tomamos y desperdiciamos mucho de nuestro tiempo, en afligirnos, preocuparnos o empurrarnos cuando tenemos algún tipo de conflicto, y así dejamos que se nos vaya de las manos gran parte de nuestra vida; o tener que llegar al punto de decir “estoy matando el tiempo”, el tiempo es uno de los regalos más grandes que la vida nos trae a diario, aprenda a valorarlo, a disfrutarlo y a entender que en cualquier momento puede terminarse, ya que nadie, absolutamente nadie, tenemos la vida comprada, en éste momento platicamos, y en un par de minutos ya podríamos ser historia; la fragilidad de la vida existe, otra cosa es que nos hagamos los locos y nos neguemos a verla o reconocerla.

Siempre les he dicho, “no hay nada más triste y desperdiciado, que nos llegue el último instante de vida, empurrados, amargados, afligidos o extremadamente preocupados por los problemas por resolver”, en ocasiones, he visto a personas completamente abatidas, cabizbajos por la vida, como si fueran zombies, solo pienso: “que manera de desperdiciar su vida, y de robar ese tiempo que muchas personas, darían todo lo que tienen por tener un poco de ello” y lo que empeora aún más la cosa, es, que, la mayoría de las veces lo que les aflige o preocupa, es algo que siempre llega la solución en su momento, y cuando la misma llega, solo pueden decir “y yo preocupándome por gusto”, y no pasa ni un par de días cuando ya están en las mismas, eso, realmente es no aprender, y desperdiciar de manera constante la maravillosa experiencia que nos trae el tiempo para vivir.

Espero que de ahora en adelante, tengan ese momento de reflexión, para entender que la vida es frágil, y de ninguna manera debo desperdiciarla, ni en amarguras, ni en preocupaciones, ni enojos con personas o con la vida, mucho menos en dejar que otra persona intente matarme en vida. En el momento que menos lo pensemos llegará ese día que tengamos que dejar éste mundo, ah, pero saben que, “que no nos sorprenda la muerte, sorprendamos nosotros a ella, para que cuando llegue, nos encuentre felizmente ¡viviendo!”

Gracias por permitirme acompañarlos, en ese trayecto que lo llevará directamente a encontrarse con la mejor versión de sí mismos. ¡Así es la vida!

1601501_678476495509181_1525373642_n
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s