¡Puñalada trapera!

¡Días a la vida! ¡Bienvenida una nueva cinturita de la semana!, ya llegó Don Miércoles vamos a recibirlo efusivamente, y con la mejor actitud, démosle duro a lo que tengamos que hacer, para lograr todo aquello que siempre hemos querido, que no le gane el miedo a intentar, ya que intentando es la única manera de saber si vamos a lograrlo, y si las cosas no salen tan bien, aprenda y aproveche lo que esa experiencia le deje.

Siempre he dicho que la verdadera amistad, es aquella en la que uno se siente confiado, y nunca va a tener la sensación de recibir una puñalada trapera. Creo que en la vida, la mayoría de nosotros, si no todos, hemos recibido la desagradable puñalada trapera, lo que más duele en estos casos, es haberle abierto las puertas de nuestra vida a las personas equivocadas, y duele, ya que nuestra confianza se ve directamente afectada, tomen muy en cuenta que en cualquier momento puede llegar a su vida una puñalada trapera, y les digo llega, ya que nada nos hace estar exentos de tan desagradable situación.

En mi caso, cuando tengo que vivir una situación de estas, empiezo por alejarme, y digo alejarme, ya que el descaro de la persona traicionera lo hace quedarse en el mismo lugar como que nada hubiera pasado, el cinismo, es una de sus características, pues, luego de alejarme, dejo que el tiempo cure las heridas, cuando las heridas están curadas, me dispongo a perdonar, con que yo sienta el perdón en mi vida, no tengo por qué írselo a decir a la persona; luego procedo a cerrar el círculo, y continúo mi vida, sin cargas, sin un@ traicioner@ más, sigo disfrutando la dicha de existir, de una manera agradable, feliz, liviano y aliviado.

No olviden que en la vida nada es causalidad, todo es causalidad; y en el caso de la traicioneros la causa puedo haber sido la envidia que usted le motivara, por ser persona íntegra, con valores, de esencia y alma transparente, y que esas características lo lleven a uno hasta donde l@ cínic@, quiso siempre estar, pero por tener un tenis cruzado en la cabeza, no ha podido, ni podrá. ¡Así es la vida!

1601501_678476495509181_1525373642_n
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s